UROGINECOLOGÍA

  • Incontinencia urinaria

  • Dolor pélvico

  • Dismenorrea (dolor con la menstruación)




FISIOTERAPIA UROGINECOLÓGICA

Incontinencia urinaria

Los tipos más frecuentes de incontinencia son la de urgencia y la de esfuerzo, aunque podemos encontrarnos también incontinencia mixta (combinación de las dos anteriores).
La base del tratamiento de cualquier tipo de incontinencia es dar a conocer a la paciente cuál es el proceso fisiológico normal de la micción (mediante imágenes anatómicas y diarios miccionales), ver cuáles son las causas en cada caso, valorar el estado del suelo pélvico y trabajar combinando terapia manual y diferentes dispositivos para recuperar la normalidad de la micción.

Dolor pélvico

El dolor pélvico se define como la presencia de dolor en la región pélvica (abdomen inferior), que puede tener una duración variable y ser de presentación continua o intermitente.
Durante el tratamiento, se llevarán a cabo técnicas de relajación globales y específicas de la zona abdomino pélvica, masaje abdominal, tratamiento del diafragma, las vísceras y órganos abdominales y pélvicos, y la musculatura del suelo pélvico. Es importante realizar un buen diagnóstico para conocer la causa del dolor, así como sus características, factores agravantes y otras patologías relacionadas.

Dismenorrea (dolor con la menstruación)

La dismenorrea se define como el conjunto de dolores pélvicos que acompañan o preceden a la menstruación. En muchas ocasiones, los dolores menstruales aparecen por razones puramente físicas como son las siguientes:

  • A nivel mecánico: El útero no está flotando en la pelvis, existen ligamentos que lo sujetan y conectan con otras estructuras, como el sacro a nivel óseo. Si existe un bloqueo a nivel óseo articular, los ligamentos pueden tener más tensión de la necesaria, modificar la posición y limitar el movimiento uterino, lo que dificultará su función y favorecerá la aparición de dolor. Otro factor importante a tener en cuenta a nivel mecánico es la posición del diafragma respiratorio, ya que si genera un aumento de la presión intra abdominal, repercutirá a nivel pélvico.
  • A nivel inflamatorio: El útero aumenta de tamaño y se llena de sangre, es un proceso inflamatorio natural que ocurre previamente a que empecemos a sangrar. Debido a esta inflamación y al mayor espacio que ocupa el útero, se crea una tensión generalizada por el aumento de presión en fascias y otros tejidos, provocando dolor, por ejemplo, a nivel lumbar. Además, debido a su ubicación entre la vejiga y el recto, podemos tener sintomatología a nivel abdominal y digestivo.
  • A nivel nervioso: El sistema nervioso autónomo es el encargado de enviar información al útero y de que realice su ciclo. Estos nervios se originan en la zona del sacro, por lo que cualquier bloqueo articular puede limitar la correcta conducción a nivel nervioso y por tanto, la información que recibe el útero.


CONSULTA PARTICULAR

C/ Caridad, 2
33202 Gijón · Asturias · España
Tel. 984 49 33 13  -  684 62 96 97
Mail: info@ginecologiacristinaargudo.com 

HORARIO

Lunes a Jueves
8:00 a 20:00 h.
Viernes
8:30 a 16:00 h.

Nº Registro C.2.1/6113/1