TERAPIA MANUAL

  • Drenaje linfático

  • Terapia visceral

  • Tratamiento de cicatrices

  • Articulación temporomandibular (ATM)

  • Inducción miofascial

TERAPIA MANUAL

Drenaje Linfático

Es un tipo de masaje, suave y ligero, que se aplica sobre el sistema linfático y cuyo objetivo es movilizar los líquidos del organismo para favorecer la eliminación de las sustancias de deshecho que se acumulan en el espacio entre las células. Es un buen tratamiento durante el embarazo y el post parto pero también en la reuperación de intervenciones quirúrgicas, ya que contribuye a acelerar la curación de los tejidos, evita que se produzcan edemas, reduciendo la inflamación y el dolor.

Terapia visceral

La terapia manual visceral es la técnica fisioterapéutica que aplica una fuerza suave en las vísceras con el fin de estimular la movilidad y el tono de los órganos. Esta técnica bien aplicada ayuda a equilibrar las tensiones a nivel de abdomen y pelvis para así restablecer el correcto movimiento propio de cada órgano y víscera, y el deslizamiento entre ellas, aliviando las molestias del paciente. Su principal indicación comprende reglas dolorosas, digestiones pesadas, náuseas, dolores repetitivos que se inician a la misma hora y se desarrollan de manera cíclica de tal manera que al cronificarse en la paciente le resta calidad de vida. El bienestar visceral dependerá de que cada órgano y víscera se encuentren sin restricciones de movimiento y puedan desarrollar su función a un ritmo adecuado.

Tratamiento de cicatrices

Las cicatrices son el mayor enemigo del movimiento. Cuando se produce una herida, las fibras de colágeno se van creando de forma urgente para que pueda cerrarse. Debido a esta urgencia en cerrar la herida, las fibras no se organizan, sino que se distribuyen en función a las tensiones de los tejidos colindantes, lo que provoca que se generen adherencias y zonas rígidas, tanto a nivel superficial como profundo. Es necesario tratar esas adherencias para poder organizar las fibras de colágeno y que las cicatrices no provoquen dolor. Es importante tratar cualquier tipo de cicatriz, pero sobre todo, las que ocurren a nivel de abdomen y pecho, como por ejemplo una cicatriz de cesárea, por laparoscopia o si ha habido intervención quirúrgica mamaria ya sea por enfermedad o estética.

Tratamiento de la articulación temporomandibular (ATM)

La articulación temporomandibular la componen el hueso temporal y la mandíbula, de manera que forma parte del cráneo. Nos encontramos una a cada lado, y su función es fundamentalmente la de abrir y cerrar la boca. Además, es una estructura que está muy relacionada con el suelo pélvico debido a sus similitudes anatómicas y funcionales.
Cada vez son más frecuentes las alteraciones en las que está implicada ATM, como el bruxismo, dolor al masticar, dolor de cabeza y de cuello.
Desde la fisioterapia, se trabajará la limitación de movimiento de las articulaciones, la rigidez de la musculatura propia de la zona, además de la craneal y del cuello; para así permitir la libertad de movimiento en la estructura y por tanto, la disminución del dolor.

Inducción miofascial

La inducción miofascial es una técnica de terapia manual, tanto de valoración como tratamiento, que consiste en ejercer suaves movimientos y estiramientos en diferentes zonas del cuerpo. Se realiza con una tensión mantenida, modificando las presiones, y cuya finalidad es mejorar las restricciones que presenta el sistema fascial. Es un proceso controlado por el sistema nervioso central, en el cual el terapeuta actúa como facilitador y cuyo objetivo final es el de favorecer una adaptación óptima a las demandas del entorno.



CONSULTA PARTICULAR

C/ Caridad, 2
33202 Gijón · Asturias · España
Tel. 984 49 33 13  -  684 62 96 97
Mail: info@ginecologiacristinaargudo.com 

HORARIO

Lunes a Jueves
8:00 a 20:00 h.
Viernes
8:30 a 16:00 h.

Nº Registro C.2.1/6113/1