Autor: Cristina

Convergencia de drogas y sexo: ChemSex

Convergencia de drogas y sexo: ChemSex

Como sabéis, además de Ginecóloga soy Sexóloga, y como tal, hay lecturas que para mí son de uso obligatorio. Y no me refiero a lectura erótica precisamente, sino a Guías de práctica clínica que a los profesionales nos ayuda a poder manejar mejor ciertos conflictos; En el último año he estado inmersa en la lectura de un concepto que surgió hace ya unos años y se denominó ChemSex. Tengo el placer de haceros un resumen del mismo y así que podamos juntos reflexionar. En la actualidad existe, nos guste o no, un aumento del consumo de drogas con el objetivo de potenciar el placer sexual, y aunque en realidad no es nada novedoso, supone un problema de salud que requiere medidas adecuadas para su abordaje.  De sobra es conocido que el uso de drogas con este fin se inició desde la antigüedad por los chamanes de las tribus; numerosos textos hacen referencia, incluso la propia Biblia, al uso de sustancias que favorecieran la concepción. Lo que ocurre es que de esta visión procreacional pasamos rápidamente al consumo como objeto lúdico, hecho que se refleja en las sociedades de Grecia y Roma. Gracias a una publicación en la revista Playboy en 1966 se hizo eco del efecto del LSD como potente afrodisíaco. Con estas reseñas lo que les quiero exponer es que conseguir una experiencia sexual perfecta ha sido siempre uno de los mayores anhelos humanos y eso ha ido haciendo  que se geste una forma de consumo de drogas con el único objetivo de mejorar la experiencia sexual , y así es como surge el concepto de ChemSex, que es acuñado en un inicio por el colectivo gay. En realidad el termino hace referencia  al hecho de consumir sustancias en un contexto de mayor duración de las sesiones y con diferentes parejas a la vez en la mayoría de los casos.

¿Cuál es la alerta que debemos transmitir entonces? Principalmente dos, y es que por una parte es difícil de regular sanitariamente las diferentes sustancias que se consumen  ya que en ocasiones no existen legislación para ello ;en segundo lugar es que  el comportamiento sexual se aprende y que por lo tanto nuestros jóvenes tienen acceso a este tipo de información a través de redes y plataformas sociales y pueden verse involucrados en conductas sexuales de riesgo.

Los usuarios del ChemSex no se consideran usuarios de drogas, no tienen percepción de riesgo ya que las utilizan en un contexto definido, y eso hace que lo haga aún más peligroso, ya que no se plantean en pedir ayuda profesional. Desgraciadamente estas conductas puede alterar por completo los hábitos y vida de las personas que lo practican. Estamos en una época donde las tecnologías informáticas nos ofrecen webs, plataformas, agencias on line de encuentros…es decir, organizar una sesión de ChemSex es cuestión de minutos ,por lo que los encuentros sexuales con drogas están al alcance de casi todos.

Es obligación de los profesionales estar relacionados con estos fenómenos  que acontecen en una sociedad de continuo cambio . Ni que decir tiene, el efecto devastador que puede darse en pacientes medicados debido a la interacción entre fármacos y sustancias toxicas consumidas.

Entiendo que son temas delicados de tratar, que las personas somos dadas a conservar nuestra intimidad, a ser reacias a compartir con profesionales detalles tan intrínsecos a nosotros, pero la angustia que nos abraza cuando tenemos un problema así, debe superarse con el fin de poder controlar nuestras vidas.

El éxito esta garantizado para la mayoría de las personas que practican ChemSex, pero atentos, porque el tributo a pagar puede ser muy elevado, y estoy refiriéndome a hechos como contraer enfermedades de transmisión sexual con la repercusión sobre el futuro que ello conlleva ; hechos muy tristes y sin solución  que con información adecuada, quizás podamos llegar a evitar entre todos. Animo a profesionales de la salud y a las familias a estar atentos a este tipo de casos ,a los que desgraciadamente todos estamos expuestos. Y sin lugar a dudas, si te encuentras en la situación que he explicado, el consejo es claro: Alza tu voz, hay profesionales dispuestos a ayudarte.

 

 

 

 

 

Un mal rato tras el placer: infecciones urinarias tras el sexo

Las infecciones urinarias,  suelen ser una verdadera pesadilla siempre que se sufren , pero si resulta que estas aparecen cada vez que tenemos relaciones sexuales…entonces la angustia aumenta de manera exponencial.

Resulta que  precisamente esto es lo que ocurre: el 80 % de las infecciones urinarias que padecemos las mujeres están relacionadas con las relaciones sexuales.

Las mujeres sufrimos con mas frecuencia las infecciones urinarias que los hombres, debido fundamentalmente a la disposición de nuestros órganos pélvicos, ya que la uretra, la vagina y el ano están muy cerquita uno de otros, lo que facilita la llegada de los microbios a la vía urinaria.

¿Qué es lo que ocurre cuando practicamos sexo? Pues que la uretra se comprime y su contenido puede arrastrar microbios al interior de la vejiga ya que ambas están conectadas; además desde el ano pueden llegar también, ya sea a través del contacto con los dedos, el pene o incluso el sexo oral.

La mayoría de las veces la infección es ocasionada por una bacteria llamada Echerichia Coli , la cual se encuentra alojada en el tubo digestivo y habitualmente es arrastrada hasta el tracto urinario.

Deciros que es de suma importancia el hecho de diagnosticar de manera precoz las infecciones de orina, ya que de ello depende el poder adoptar las medidas que disminuyan las recurrencias. Es importante por lo tanto acudir a la consulta para el diagnostico adecuado y pautar el tratamiento idóneo, individualizando cada caso.

Imaginaros lo terrible de que cada vez que tengáis relaciones sexuales acabéis padeciendo una infección urinaria…esto hace perder calidad de vida sin lugar a dudas y estaréis de acuerdo conmigo en que también es importante el intentar prevenirlo. Por ello os dejo unos consejos:

  • Beber al menos 2 litros de agua al día
  • Orinar de manera inmediata tras cada coito
  • No tener relaciones anales y seguidamente vaginales sin lavarse previamente
  • Evitar realizar duchas vaginales ( la vagina por dentro no hay que lavarla, ya que eliminamos los lactobacillus de ella y son los bichitos buenos que evitan las infecciones)
  • Cuando el varón no tiene la circuncisión realizada asegurar una buena limpieza del glande ya que es fácil que en la piel queden secreciones
  • Limpiarse de delante hacia atrás tras ir al baño
  • En mujeres que han llegado a la menopausia puede deberse al déficit de estrógenos por lo que es esencial dicha valoración

Y dicho todo esto, solo recordaros que si estáis padeciendo estos síntomas, no lo dejéis pasar, tiene solución y no merece la pena  pasar el mal rato que conlleva una infección urinaria tras los momentos de placer.

Un abrazo para todas, buen fin de semana.

 

 

 

 

Una sección de la Ginecología Tabú

Indudablemente estarán de acuerdo  conmigo  cuando les digo que los tiempos cambian…y con ello también lo hacen los servicios que la sociedad demanda, y que sin duda los profesionales debemos atender. Y entre ellos haciéndose un eco importante entre corrillos de mujeres, se empieza a hablar abiertamente de los blanqueamientos de nuestra zonas intimas, incluyendo la vulva y el ano. Hace unos años solo era conocido entre hombres homosexuales y sin darnos cuenta lo posicionamos solo como un servicio para ellos. Hasta que a alguien se le encendió afortunadamente la bombilla y dijo en alto:¡ Yo también quiero!

Y así es como hoy en día podemos hablar del  blanqueamiento vulvar, un nuevo tratamiento estético muy demandado en Estados Unidos y que se está extendiendo rápidamente por Europa, existiendo  cada vez más personas que piden información sobre ello, por lo que hoy he decidido hablar sobre el tema. Y estaréis pensando en qué consiste esto de blanquear la zona anal  y vulvar…y sobre todo para qué… Pues  para intentar alcanzar un color más rosado, que recuerda más a los genitales de la juventud y además evitar que esa pigmentación llegue a las zonas de las ingles, la cual es visible simplemente con la ropa de baño, por ejemplo!

Si nos ponemos a repasar los dos factores que más afectan al oscurecimiento de los genitales os digo que son  la raza y el fototipo de piel, siendo mayor, cuanto más oscura sea la piel de la que partimos.

Otros factores pueden influir en el oscurecimiento de la zona de forma menor como  son las irritaciones y traumatismos repetidos, el uso de  prendas ajustadas, mantener una mala higiene (sobre todo por el hierro de la menstruación),sin olvidarnos de la siempre predisposición genética, cambios hormonales, envejecimiento cutáneo, embarazos o exposición solar de los genitales.

Os cuento también que existen distintas opciones terapéuticas para conseguir un blanqueamiento; un ejemplo es el  láser  que resulta relativamente indoloro , ya sea utilizado de manera aislada o en combinación con los peelings, consiguiendo un aclaramiento de la zona; ¿ Un peeling vulvar? Sí, lo que estáis leyendo es cierto, al igual que los hacemos en axilas o en la cara, es posible también su aplicación en la medicina estética ginecológica!

Los resultados que podemos obtener del tratamiento  son variados dependiendo de cada paciente, por lo que una valoración individual  es necesaria para no generar falsas expectativas.

Ademas, como siempre os digo, lo importante es prevenir, y como a ninguna nos gusta que esa pigmentación vaya en aumento os dejo unas sencillas recomendaciones para evitarlo:  evita el uso de prendas ajustadas ya que  hace que se produzca un roce  continuo que estimula la hiperpigmentación, es preferible el uso de tampones vaginales o la copa vaginal durante la menstruación, para que la zona no esté en contacto con la sangre y protege la zona genital  de la exposición solar, sin olvidarte  de ello durante las sesiones de rayos uva!

En definitiva, que la medicina  se vuelve cada vez más detallistas con nosotras y no quería dejar pasar la oportunidad de hablar abiertamente de algo tan íntimo y aunque solo estético, importante para muchas mujeres. Con ello deseo que muchas cosas dejen de ser un tabú, como ésta, y que lejos de evitar temas de conversación siempre nos abramos a lo contrario, ya que con ello, todos y todas aprenderemos.

Un abrazo para todas

 

 

 

 

Dolor de cabeza y hormonas, ¿ algo que ver?

Muchas de nosotras tenemos la sensación de que sufrimos de dolores de cabeza en relación a los diferentes momentos del ciclo menstrual en el que nos encontramos…y realmente hay mucho de cierto en ello!

Muchos factores como la edad o los antecedentes familiares pueden influir en el dolor de cabeza, pero  también el nivel de hormonas de nuestro cuerpo; como sabéis los niveles de progesterona y estrógeno varían a lo largo del ciclo menstrual y en ocasiones, es precisamente esa fluctuación estrogénica la que hace que notemos dolor de cabeza en un momento u otro del ciclo, en ocasiones justo antes de la regla o en otras durante o después de la misma.

Tener niveles constantes de estrógeno puede mejorar los dolores de cabeza, mientras que experimentar  cambios en los niveles de estrógeno puede empeorar los dolores de cabeza. La disminución de estrógeno justo antes del período puede contribuir a ellos. Muchas mujeres con migrañas reportan dolores de cabeza antes o durante la menstruación.

Por qué os cuento esto? Porque todos los dolores de cabeza no son iguales, y algunos relacionados con las hormonas pueden solucionarse precisamente con ellas, a través de anticonceptivos hormonales combinados, o solo con progestágenos; otra historia diferente son los casos de migrañas diagnosticadas con o sin aura, evitando en este último caso el uso de ellas.

Precisamente porque tenemos arsenal médico para combatirlas, es por lo que os cuento todo esto; eso sí, cada paciente es diferente y dependiendo de cada caso y teniendo en cuenta  el cómo y cuándo aparecen los síntomas, os recomendaremos iniciar un tratamiento u otro, para equilibrar los niveles hormonales y evitar las fluctuaciones.

Seguramente todas hayáis conocido a alguien que durante el embarazo le hayan desaparecido los síntomas de dolor de cabeza sufridos con anterioridad, y se debe precisamente a esa subida rápida de estrógenos durante las primeras semanas y que luego permanecen estables durante el mismo, cayendo tras el parto y haciendo que reaparezcan.

Durante la perimenopausia y menopausia pueden empeorar los dolores de cabeza precisamente por esa variación constante que existe en tu organismo de tus hormonas, y por ello algunas mujeres dejan de sufrirlos con el cese de la menstruación.

Sin embargo tengo que deciros que un porcentaje de mujeres pueden notar dolores de cabeza con el inicio de la toma de anticonceptivos hormonales o reemplazo hormonal en la menopausia,  y en este caso,son motivo de consulta médica para reevaluarlas.

 

Por suerte las mujeres no estamos solo sujetas a la fluctuación de las hormonas sino también a la ayuda médica que podéis recibir por parte de los ginecólogos/as que os acompañan, así que os animo a que si es vuestro caso el descrito, solicitéis ayuda.

Mucho ánimo, ya que casi todo tiene solución!

Os deseo feliz semana a todas.

¿ Qué es una colposcopia?

¿ Qué es una colposcopia?

La colposcopia es un procedimiento indoloro para examinar de cerca el cuello uterino, la vagina y la vulva en busca de signos de enfermedades con el fin de diagnosticar:

  • verrugas genitales
  • inflamación del cuello del útero (cervicitis)
  • sangrado tras relaciones sexuales ( coitorragias )
  • cambios precancerosos del tejido del cuello del útero

Durante la colposcopia, utilizamos un instrumento especial llamado colposcopio, que para que me entendáis, es simplemente un microscopio con una lente de aumento, que nos permite identificar con mayor claridad las lesiones que previamente hemos detectado en la citología o Papanicolaou. Si durante la prueba detectamos alguna zona de células anormales, entonces realizamos una biopsia, para saber exactamente de qué lesión se trata.

Muchas mujeres sufren ansiedad antes de los exámenes de colposcopia. Saber qué sucederá durante la colposcopia puede ayudarte a sentirte más cómoda y por ello os lo paso a detallar.

Empezaré por indicaros cómo prepararnos para hacer una colposcopia:

  • abstención de relaciones sexuales dos días previos
  • no tener la menstruación
  • no usar medicamentos vaginales dos días previos

Además os recuerdo que es importantísimo que preguntéis todas vuestras dudas  , y os recomiendo que las llevéis apuntadas, ya que de no hacerlo, luego con los nervios, lo habitual es que salgáis con más dudas  que con las que entráis de la consulta.

Es posible que las mujeres sufran menos molestia y ansiedad si escuchas música durante la colposcopia; en nuestro centro nos encargamos de ello; si acudes a otro pregunta si puedes llevar la tuya propia.

Durante la colposcopia

El tiempo que lleva habitualmente realizar una colposcopia suele ser de 40 minutos desde que entras al consultorio. Te colocaras en la misma posición que para una revisión de ginecología sobre la camilla y de hecho, el procedimiento no dista mucho de lo que habitualmente sientes en un control rutinario. Notarás que aplicamos unos líquidos en el interior de la vagina, que pueden generar algo de resquemor, y poco más. Estos líquidos nos ayudan a destacar las células sospechosas de malignidad.

En caso de que lo precisemos tomaremos una muestra, notando en ese momento una molestia parecida al dolor leve  de ovarios,  en el caso del cuello uterino; si la toma es de la vagina o de la vulva,  aplicaremos anestésico local para reducir las molestias ya que es una zona mas delicada y de no hacerlo generará  dolor.

Tras la colposcopia

Evitaremos los tampones, los lavados vaginales y las relaciones sexuales vaginales durante una semana después en caso de haber necesitado tomar muestras; en caso contrario no se precisa tomar ninguna precaución habitualmente.

Y finalmente en unos días tendremos los ansiados resultados que nos orientaran hacia el tratamiento adecuado.

 

Afortunadamente es poco habitual que las lesiones que se detectan en mujeres que hacen revisiones periódicas conduzcan a malos resultados. Por eso es tan importante realizar detección precoz de lesiones incipientes de cáncer de cuello de útero, las cuales con pequeñas intervenciones suelen tener solución.

Si dichas lesiones por falta de control evolucionan estamos ante un cáncer de cérvix, el cual sigue en frecuencia al  cáncer de mama. En estadios iniciales tienen tasas de curación de hasta un 92 %, cifra que disminuye incluso a un 17% en estadios avanzados.

Así, que mi mensaje es claro : haced revisiones periódicas, está  en vuestra mano el cuidaros.

CONSULTA PARTICULAR

C/ Caridad, 2
33202 Gijón · Asturias · España
Tel. 984 49 33 13  -  684 62 96 97
Mail: info@ginecologiacristinaargudo.com 

HORARIO

Lunes a Jueves
9:30 a 13:00 y 15:30 a 20:00 h.
Viernes
8:30 a 16:00 h.

Nº Registro C.2.1/6113/1